Acabar con la Pobreza Infantil es una iniciativa de Arigatou Internacional multirreligiosa, centrada en los niños, que tiene como objetivo movilizar recursos inspirados en la fe para acabar con la pobreza infantil, abordando las causas espirituales y estructurales de la pobreza.