Lo Que Hacemos

Movilizamos recursos inspirados en la fe para acabar con a la pobreza infantil, abordando las causas profundas espirituales y desafiando las causas estructurales de la pobreza.

ECP at a glance ES

Reflexión Teológica y Acción

Acabar con la Pobreza Infantil mitiga las causas profundas espirituales y humanas de la pobreza mediante el fomento de la reflexión teológica, la oración y la acción.

Reconocemos que para que nuestro trabajo sea eficaz, hay que ir más allá de los enfoques sociales, políticos y económicos convencionales de lucha contra la pobreza, y tenemos que ser capaces de abordar el origen del problema en el corazón humano, es decir, la codicia, la ignorancia, el odio y el miedo.

Por esta razón, trabajamos con varias y diversas comunidades de fe, que tienen los recursos espirituales necesarios para satisfacer esta necesidad. Ellos son nuestros colaboradores esenciales en el desarrollo de soluciones sostenibles.

Aprenda más sobre Nuestro Impacto en la participación de la reflexión teológica, la oración y la acción.

Abogacía y Cabildeo Interreligioso

Utilizamos la abogacía y el cabildeo para luchar, desafiar y corregir las profundas causas estructurales de la pobreza. Estas causas incluyen la dispareja distribución de recursos, la mala gobernación, la guerra y la violencia.

La abogacía y el cabildeo involucra el diálogo con los responsables de las decisiones y las personas con el poder para impactar las políticas y prácticas. Esto es para que juntos, todos podamos considerar y priorizar las necesidades de los niños. La abogacía y el cabildeo requieren de mucha influencia, negociación y persuasión.

Como Acabar con la Pobreza Infantil, fortalecemos a las comunidades de fe y sus líderes; y fortalecemos a los niños, sus familias y cuidadores para abordar la pobreza infantil a través de la abogacía y el cabildeo. Apoyamos estas comunidades, ya que influyen positivamente a los gobiernos, a los responsables de las decisiones, a las instituciones y otras partes interesadas.

También ayudamos a las comunidades para comunicar y promover prácticas sostenibles y holísticos que reducirán la pobreza infantil.

A través de las campañas enfocadas, la investigación y la comunicación basada en pruebas reales, logramos gran impacto.

Aprenda más sobre Nuestro Impacto en la abogacía y el cabildeo y averiguar más sobre Nuestras Campañas.

Proyectos de Base

Acabar con la Pobreza Infantil emprende y apoya directamente proyectos eficaces a nivel de base. Nuestros proyectos son sostenibles durante el tiempo necesario; tienen un alto potencial para reducir la pobreza; y pueden ser modelados y adaptados a través de varias situaciones de manera eficiente.

El propósito específico de nuestros proyectos es:

  • Mejorar la calidad de la educación y la retención de los niños en la escuela, especialmente los niños de las comunidades pobres y vulnerables.
  • Transformar los conflictos violentos que causan e intensifican la pobreza.
  • Promover actividades de generación de ingresos para los cuidadores de familias de bajos ingresos.

Aprenda más sobre Nuestro Impacto y logros alcanzados a través de nuestros proyectos de base.

Construimos alianzas con las personas, las instituciones, las organizaciones inspirados en la fe y las comunidades que están trabajando hacia el mismo objetivo, con el fin de implementar con éxito estos proyectos. Buscamos activamente y cultivamos esta cooperación mutua.

Estamos entusiasmados de trabajar junto con usted, para apoyar y hacer crecer el impacto de este trabajo. Descubra cómo usted puede Tomar Acción y ser parte de la transformación de la vida de un niño.

El impacto de la pobreza en los niños y niñas

270 millones de niños y niñas (1 de cada 7) no tienen acceso a servicios de salud.

3.1 millones de niños y niñas mueren debido a la desnutrición cada año.

640 millones de niños y niñas (1 de cada 3) viven sin un vivienda adecuada.

 

3.4 millones de personas, la mayoría niños y niñas, mueren anualmente por enfermedades relacionadas con el agua.

Y en todo el mundo, todavía hay más de 150 millones de niños y niñas, que no tienen acceso a la educación preescolar.

Concurso fotográfico

Participa