El Gobierno y Ciudadanos negocian destinar 350 millones contra la pobreza infantil

La tasa de riesgo de exclusión en España para menores de 16 años se sitúa en el 28,8%

Albert Rivera pasa frente a Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso. ALBERTO DI LOLLI

Los años de crisis económica golpearon con dureza a la sociedad española, con una especial incidencia entre los más pequeños, el eslabón más débil. El acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos contempla que el Gobierno deba destinar una partida presupuestaria específica para un elaborar un nuevo Plan contra la Pobreza Infantil (Plan Infancia). Según fuentes conocedoras del proceso, ambas partes están inmersas estos días en la negociación, si bien existe un compromiso del Ejecutivo de dotar con 350 millones a esta lucha contra la pobreza infantil.

Aunque las conversaciones entre miembros del Gobierno y del equipo económico de Ciudadanos se mantienen, la cifra que ahora mismo está sobre la mesa es ésta. Falta cerrar el acuerdo, pero las fuentes consultadas señalan que «350 millones es el compromiso del Ejecutivo». Consideran que ésa será la cantidad mínima: que podría aumentar, pero no rebajarse. La dilatación a la hora de concretar la partida se debe a que es un presupuesto que depende de dos ministerios, Sanidad y Agricultura, lo que complica la interlocución.

El pacto de investidura sellado por PP y Ciudadanos en agosto de 2016 contemplaba destinar para 2017 un total de 1.000 millones para combatir la pobreza infantil. Sin embargo, la imposición de Bruselas de realizar ajustes y la demora en tener los Presupuestos -no serán para 12 meses, sino para nueve en caso de aprobarse en marzo- ha sido el argumento empleado por el Gobierno para recortar el presupuesto social comprometido con la formación de Albert Rivera para 2017 desde los 5.000 millones previstos hasta los 3.850 millones. Es la cantidad que Rajoy comunicó a Rivera en una llamada a principios de diciembre, con la que trató de calmar el descontento de los naranjas por los desaires populares respecto a algunas de las 150 medidas acordadas.

Leer el artículo completo en El Mundo aquí.